From: Reid Short, Class of 2015, Wakefield High School, Arlington, VA
Published March 3, 2014 08:56 PM

RINCÓN COLEGIADO: Las fallas de la fracturación hidráulica

La fracturación hidráulica es un proceso que introduce líquido a presión a una profundidad objetivo para fracturar la roca y extraer los fluidos, como el gas natural. Este proceso se utiliza para recuperar el gas de las formaciones de roca debajo de la tierra de la que anteriormente se pensó que no eran aptas para la producción de gas (Helman) (Rao). El "fracking", como se le conoce en inglés, ahora se está implementando en todo el mundo. Muchos países han recurrido a este método de extracción de gas para reducir los costos de combustible y equilibrar sus déficits comerciales, pero estos países, entre ellos Estados Unidos, están permitiendo que el fracking cause daños importantes en el medio ambiente. La contaminación del agua y la contaminación del aire que son causadas por la fractura hidráulica, y las exenciones de derecho que tiene, son inexcusables por el daño y el peligro que causan al medio ambiente.

 

ADVERTISEMENT

 

La EPA finalmente ha vinculado el fracking con la contaminación del agua. El proceso de fracking consume millones de galones de agua para fracturar la roca, por lo general de esquisto, para liberar el gas natural. Al agua se le agregan numerosas sustancias químicas que mantienen las grietas abiertas en la roca para que el gas natural pueda salir. No toda la solución se queda debajo en la tierra, o de lo contrario no seguiría habiendo las altas presiones subterráneas y el gas no saldría de la roca (Helman), por lo que gran parte del agua se bombea de nuevo fuera de la tierra para ponerla en depósitos de desechos o es embarcada en camiones. Estos depósitos de desechos son simplemente zanjas que se han cavado a bajo precio y a veces ni siquiera con forro de plástico o arcilla dura. Los contaminantes pueden filtrarse en el suelo y causar estragos en nuestras fuentes de agua, como ya pasó en el estado de Wyoming.

Treinta y tres depósitos de desechos abandonados filtraron los productos químicos peligrosos, como el benceno, que causa cáncer, y el 2- butoxietanol, en las aguas subterráneas. En 2008, la EPA encontró contaminantes del agua que podrían estar relacionados con el fracking, y una toma de muestras de agua de la EPA confirmó esa relación.
La EPA y otros funcionarios federales de salud luego advirtieron a los residentes de no beber el agua por su propia seguridad.

Los propietarios de viviendas también fueron aconsejados de ventilar sus hogares a causa de los niveles de metano que se encuentran en el agua, lo cual era suficiente para encender un fuego. Partidarios del fracturamiento hidráulico han dicho desde hace tiempo que las capas geológicas que estaban perforando debajo sería una barrera suficiente para proteger las aguas subterráneas de los fluidos de fracking pero la EPA informa haber encontrado que "Estas capas no son suficientes para proporcionar una barrera fiable a los contaminantes que mueven hacia la superficie" ( Lustgarten y Kusnetz ) .

Vea más en  Wakefield High School, Arlington Public Schools, Arlington, VA.

Imagen de fracking vía  Royal Society of Chemistry.

Terms of Use | Privacy Policy

2014©. Copyright Environmental News Network