From: Morgan Erickson-Davis, MONGABAY.COM, MONGABAY.COM, More from this Affiliate
Published May 19, 2014 10:41 AM

El coral produce compuestos médicamente útiles.

En las aguas de la costa del norte de Australia vive una especie de coral plumoso. Hace años, partes de éste fueron recogidos por el Instituto Australiano de Ciencias Marinas y almacenados en el repositorio de extractos del Instituto Nacional del Cáncer junto con otras 200 mil muestras. Cuando los investigadores analizaron la muestra, descubrieron que ésta era muy eficaz en el bloqueo de la infección del VIH.

ADVERTISEMENT

Sus hallazgos fueron presentados por Koreen Ramessar del Instituto Nacional del Cáncer en una conferencia el 29 de abril, y un informe completo será publicado en un futuro próximo. A pesar de que los resultados son preliminares, plantean la esperanza de que los extractos de coral se puedan utilizar para aumentar la eficacia de tratamientos preventivos.

De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, 35.3 millones de personas estaban infectadas con el VIH a finales de 2012, con aproximadamente 2.3 millones de casos nuevos ese mismo año. Si no se trata, el VIH progresa a SIDA una vez que el virus reduce el sistema de células T inmunes de una persona por debajo de un cierto umbral (200 células por milímetro cúbico). Mientras que los tratamientos antivirales han avanzado en la última década, más de un millón de personas siguen muriendo de enfermedades relacionadas con el SIDA cada año.

Los investigadores aislaron una proteína específica de la muestra de coral que detiene un virus de VIH entre en las células T, un paso crítico en la reproducción viral y, por lo tanto, la progresión de la enfermedad. Esta proteína, llamada "cnidarin", es única a un tipo de coral blando, aunque los científicos aún no saben cuál es el papel que desempeña en la biología de los corales. Los investigadores creen que su capacidad anti-VIH se debe a una característica que puede ser única para el cnidarin.

"Hemos encontrado que el cnidarin se une al virus y evita la fusión con la membrana de las células T" dijo Ramessar. "Esto es completamente diferente de lo que hemos visto con otras proteínas, por lo que pensamos que las proteínas cnidarin tienen un mecanismo de acción único."

Existe la posibilidad de que el virus se vuelva resistente a la proteína cnidarin si se utiliza en medidas preventivas. Sin embargo, debido a que utiliza un mecanismo muy diferente para combatir las infecciones que otros medicamentos contra el VIH, no interferiría con la mayoría de las terapias actuales.

Lea más en  MONGABAY.COM.

Imagen Coral image vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2014©. Copyright Environmental News Network