From: Allison Winter, ENN
Published June 25, 2014 02:22 PM

Los desechos forestales afectan las cadenas alimenticias de las especies de agua dulce

Mientras que uno puede pensar que los ecosistemas forestales y lacustres son dos redes separadas, una nueva investigación muestra cómo los desechos forestales son un importante influyente de las cadenas alimenticias de agua dulce.

 

ADVERTISEMENT

¿Cómo? Desechos en forma de carbono orgánico de los árboles llega a lagos de agua dulce, lo que consecuentemente complementa la dieta de zooplancton microscópico y los peces que se alimentan de ellos.

Investigadores de la Universidad de Cambridge realizaron un estudio en Margarita Lake en Ontario, Canadá observando peces perca amarilla de diferentes partes del lago rodeados por mayor o menor cubierta forestal.

El carbono de los desechos forestales tiene una masa elemental diferente que el carbono producido por las algas en la cadena alimentaria acuática. Mediante el análisis de la joven Perca que había nacido ese año, los científicos fueron capaces de determinar que al menos el 34% de la biomasa de peces proviene de la vegetación, lo que aumenta a 66% en zonas rodeadas por bosque.

En esencia, cuanto más bosque haya alrededor de la orilla del lago, más grandes son los peces en esa parte del lago. Del mismo modo, entre más escaso es el bosque, más pequeños son los peces.

"Encontramos peces que tenían casi 70% de su biomasa de carbono que proviene de árboles y hojas en lugar de fuentes de la cadena alimentaria acuática", dijo el Dr. Andrew Tanentzap del Departamento de Ciencias Vegetales de Cambridge, y autor principal del nuevo estudio publicado hoy en la revista Nature Communications.

"Mientras que el plancton alimentado por el carbono de algas es más nutritivo, el carbono orgánico de los árboles que llega a los lagos es una fuente de alimento muy importante para los peces de agua dulce, fortaleciendo su dieta para asegurar un buen tamaño y fuerza", dijo.

La nueva investigación se basa en trabajos anteriores que mostraron que las algas no son la única fuente de alimento para el zooplancton, sino que también se alimentan de bacterias de madera drenados a los lagos.

"Más del 60% del agua dulce del mundo se encuentra en zonas boreales, como Canadá, Escandinavia y en gran parte de la Siberia. Estas áreas están sufriendo de perturbaciones humanas como la tala, la minería y los incendios forestales provocados por el cambio climático, todos siendo sucesos que se predice se van a intensificar en los próximos años", dijo Tanentzap.

Los investigadores advierten que, como los bosques son erosionadas por actividades humanas como la tala, se harán sentir los impactos en medios acuáticos, así como en las cadenas tróficas terrestres.

lea más en  University of Cambridge.

Imagen Lake image via Shutterstock.

Terms of Use | Privacy Policy

2014©. Copyright Environmental News Network