From: Carnegie Science.
Published December 10, 2014 11:31 AM

Usar más gas natural ¿minimizará o exacerbará el clima?

Las plantas de energía de gas natural producen importantes cantidades de gases que provocan el calentamiento global. La sustitución de viejas plantas eléctricas a base de carbón con nuevas plantas de gas natural podría causar que el daño climático aumente en las próximas décadas, a menos que sus tasas de fugas de metano sean muy bajas y las nuevas plantas de energía sean muy eficientes.

Estas son las principales conclusiones de un nuevo estudio de Ken Caldeira, Xiaochun Zhang y Nathan Myhrvold de Intellectual Ventures de Carnegie Science, que compara los aumentos de temperatura causados por diferentes tipos de plantas eléctricas de carbón y gas natural. Su trabajo se ha publicado en Environmental Research Letters.

Hay un debate en curso entre las personas interesadas en las plantas de energía y el futuro de la política energética y las emisiones de gases de efecto invernadero. ¿Tiene sentido el reemplazar plantas eléctricas de carbón viejas con nuevas centrales eléctricas de gas natural hoy en día, como un puente para una transición a largo plazo hacia las cercanas tecnologías de generación de energía con cero emisiones, como la solar, la eólica o la energía nuclear? Una cuestión clave en la consideración de la decisión ha sido los posibles efectos climáticos de gas natural en comparación con el carbón. Los estudios han arrojado resultados diferentes, centrándose en las centrales eléctricas con características diferentes y utilizando diferentes definiciones de que significa ser "mejor" para el clima.

Caldeira y Zhang, junto con Myhrvold, tuvieron como objetivo identificar los factores clave que son responsables de la mayor parte de la diferencia en las emisiones de gases de efecto invernadero entre plantas de gas y carbón individuales. Los factores clave que encontraron, son la eficiencia de la planta de energía y, en el caso de las plantas de gas natural, las fugas de metano durante el proceso de alimentación. Ellos utilizan estos factores para derivar un modelo simple para el resultante cambio de temperatura causado por el dióxido de carbono y el metano liberados por una planta en particular.

El equipo eligió una manera sencilla y comprensible para comparar los efectos climáticos de los diferentes tipos de centrales eléctricas. Predijeron cuánto calentamiento global sería producido por diferentes tipos de plantas de energía durante y después de su período de funcionamiento.

Lea más en  Carnegie Science.

Imagen de Planta de Energía a Gas vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2017©. Copyright Environmental News Network