From: EurekAlert.
Published June 9, 2015 09:02 AM

Los viejos sistemas de abastecimiento de agua pueden estar enfermándonos

Este estudio, realizado por ingenieros de la Universidad de Sheffield, es el primero en demostrar, de manera concluyente, que los contaminantes pueden entrar en las tuberías a través de filtraciones y ser transportado a través de la red de tuberías.

La presión en las tuberías de agua generalmente obliga al agua a salir través de las fugas, previniendo que cualquier otra cosa entre al sistema. Pero cuando hay una caída de presión significativa en una sección dañada de la tubería, el agua que rodea el tubo puede ser aspirado a través del agujero.

Se ha supuesto que sólo se succiona agua limpia de la fuga y que incluso si los contaminantes fueron absorbidos simplemente se expulsan una vez que la presión vuelve a la normalidad. El nuevo estudio ha demostrado, sin embargo, que el agua alrededor de la tubería, que a menudo contiene contaminantes nocivos, puede ser aspirada, permanecer en el tubo y viajar a través de la red.

Las caídas en la presión dinámica suceden cada vez que hay un cambio repentino en la velocidad, por ejemplo cuando hay fallos en válvulas o bombas, o demandas repentinas en el sistema, como cuando se requieren grandes volúmenes de agua para combatir un incendio. Como resultado de la investigación de la Universidad de Sheffield, las compañías de agua del Reino Unido están ahora entrenando a su personal de campo para limitar estas caídas de presión.

El agua potable del Reino Unido es sometida a pruebas de contaminantes nocivos y cumple con las regulaciones sobre el 99 por ciento de las veces. Pero cualquier fallo es motivo de preocupación, según el investigador principal, el profesor Joby Boxall.

El profesor Boxall dice: "Los estudios anteriores han demostrado que el material alrededor de las tuberías de agua contiene contaminantes dañinos, como virus y bacterias fecales, así que cualquier cosa aspirada en la red a través de una fuga se va a incluir en lo que vamos a beber.”

"Muchos de nosotros hemos tenido un "estómago descompuesto” en el pasado que no podríamos explicar, a menudo culpando a algo que habíamos comido. Ahora parece posible que algunas de estas enfermedades podrían haber sido no causado por alimentos, sino por el agua".

Lea más en  EurekAlert.

Imagen de tubería con fuga vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2017©. Copyright Environmental News Network