From: USGS.
Published July 7, 2015 07:36 AM

Erosión costera extremadamente alta en el norte de Alaska

En un nuevo estudio publicado hoy, los científicos del Servicio Geológico de los Estados Unidos encontraron que la remota costa norte de Alaska tiene una de las tasas de erosión de litoral más altas del mundo. Analizando más de medio siglo de datos de cambio de línea de playa, los científicos encontraron que el patrón es muy variable con la mayor parte de la costa retrocediendo a un ritmo de más de 1 metro por año.

"La erosión costera a lo largo de la costa ártica de Alaska está amenazando a los pueblos nativos de Alaska, los ecosistemas sensibles, la infraestructura relacionada con la defensa y la energía y grandes extensiones de tierra administradas por nativos de Alaska, por el Estado y el gobierno federal", dijo Suzette Kimball, directora interina de la USGS.

Los científicos estudiaron más de 1,600 kilómetros de la costa de Alaska entre la frontera de Estados Unidos con Canadá y Cabo Icy y encontraron la tasa promedio de cambio del litoral, tomando en cuenta las playas que están tanto erosionando como en expansión, y fue de -1,4 metros por año. De las playas sujetas a erosión el caso más extremo superó los 18,6 metros por año.

"Este informe ofrece datos objetivos invaluables para ayudar a las comunidades nativas, a científicos y administradores de tierras a entender los cambios naturales y los impactos humanos sobre la costa de Alaska", dijo Ann Gibbs, geóloga del USGS (United States Geological Service) y autora principal del nuevo informe.

Las costas cambian en respuesta a una variedad de factores, incluyendo cambios en la cantidad de sedimento disponible, el impacto de las tormentas, el aumento en el nivel del mar y las actividades humanas. Lo que una costa se erosiona o se expande en un lugar determinado se debe a una combinación de estos factores, que varían de un lugar a otro.

"Cada vez hay más necesidad de este tipo de evaluación integral en todos los ambientes costeros para guiar la respuesta a la elevación del nivel del mar y el impacto de las tormentas", dijo el doctor Bruce Richmond del USGS. "Es muy difícil predecir lo que puede suceder en el futuro sin una sólida comprensión de lo que ha sucedido en el pasado. Estudios regionales integrales como este son una herramienta importante para comprender mejor los cambios de la costa."

En comparación con otras zonas costeras de los EE.UU., donde cuatro o más conjuntos de datos históricos del litoral están disponibles, generalmente de mediados de 1800, los datos de línea costera de Alaska son limitados. Los investigadores utilizaron dos fuentes históricas de datos, a partir de la década de 1940 y 2000, como mapas y fotografías aéreas, así como los datos modernos obtenidos por Lidar (Light Detection and Ranging), para medir el cambio de la costa en más de 26,567 localidades.

La imagen de este artículo es de 2006, del radar de largo alcance de Barter Island, amenazado por la erosión costera, que fue posteriormente trasladado hacia el interior; sin embargo, los acantilados costeros continúan retirándose.

Continúe leyendo en  USGS.

Terms of Use | Privacy Policy

2017©. Copyright Environmental News Network