From: UCLA Newsroom.
Published July 21, 2015 10:02 AM

Los océanos desaceleran el aumento mundial de la temperatura

Un nuevo estudio de mediciones de la temperatura del océano muestra que en los últimos años, el calor extra de gases de efecto invernadero ha sido atrapado en las aguas debajo de la superficie de los océanos Pacífico e Índico, lo que explica la desaceleración en el aumento de la temperatura global de superficie observada durante la última década, a decir de los investigadores.

Una capa específica de los océanos Índico y Pacífico entre 300 y 1,000 pies por debajo de la superficie ha ido acumulando más calor del que previamente se reconocía, de acuerdo con los investigadores del clima de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. También encontraron que el movimiento de agua tibia ha afectado las temperaturas de la superficie. Los resultados se publicaron 9 de julio en la revista Science.

Durante el siglo 20, conforme las concentraciones de gases de efecto invernadero aumentaron y atraparon más calor en la Tierra, las temperaturas superficiales globales también aumentaron. Sin embargo, a principios del año 2000, a pesar de que los gases de efecto invernadero continuaron atrapando calor adicional, la temperatura media de la superficie mundial detuvo la escalada durante una década e incluso se enfrió un poco.

En el estudio, los investigadores analizaron las mediciones directas de la temperatura del océano, incluyendo observaciones de una red global de unas 3,500 sondas de temperatura conocida como matriz Argo. Estas mediciones muestran que las temperaturas por debajo de la superficie han ido en aumento.

El Océano Pacífico es la principal fuente de agua caliente sub-superficial encontrada en el estudio, aunque algo de esa agua ahora ha sido empujada hacia el Océano Índico. Desde 2003, vientos alisios inusualmente fuertes y otras características climáticas han ido acumulando agua caliente en los 1,000 pies más cercanos a la superficie del Pacífico occidental, empujándola hacia Asia y Australia.

"El Pacífico occidental se puso tan caliente que parte de esa agua se escurrió hacia el Océano Índico a través del archipiélago indonesio," dijo Verónica Nieves, autor principal del estudio e investigador de la UCLA con el Instituto Mixto de UCLA para el Sistema Terrestre Regional de Ciencia e Ingeniería , una colaboración científica entre UCLA y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

El movimiento del agua tibia del Pacífico hacia el oeste sacó el calor de las aguas superficiales del Pacífico central y oriental, que resultaron en las temperaturas superficiales inusualmente bajas durante la última década. Debido a que la temperatura del aire sobre el océano está estrechamente relacionada con la temperatura del océano, esto proporciona una explicación plausible para la tendencia de enfriamiento global de la temperatura de la superficie, dijo Nieves.

Continúe leyendo en  UCLA Newsroom.

Imagen del océano vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2017©. Copyright Environmental News Network