From: EurekAlert!
Published August 19, 2015 06:57 AM

¿Qué desechos de alimentos tienen mayores impactos ambientales?

Aproximadamente el 31 por ciento de los alimentos producidos en los EE.UU., o 60.4 millones de kilogramos de comida con valor $ 162 mil millones de dólares, se desperdiciaron en el 2011, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés). Ahora, investigadores de la Universidad de Missouri han encontrado que el tipo de alimento desperdiciado tiene un impacto significativo sobre el medio ambiente. Aunque en promedio se pierde menos carne en comparación con frutas y verduras, los investigadores encontraron que se utiliza significativamente más energía en la producción de carne en comparación con la producción de hortalizas. Este derroche de energía es por lo general en forma de recursos que pueden tener impactos negativos sobre el medio ambiente circundante, tales como combustible diésel o fertilizante que se libera al medio ambiente.

"Mientras que muchos de nosotros estamos preocupados por los residuos de alimentos, también es necesario tener en cuenta los recursos que se desperdician cuando tiramos alimento comestible", dijo Christine Costello, profesora asistente de investigación en la Facultad de Agricultura, Alimentos y Recursos Naturales y co-autora del estudio. "La maquinaria agrícola usada para alimentar y mantener los cultivos de plantas y animales y la cosecha, utiliza una gran cantidad de combustible diésel y otros servicios de los combustibles fósiles. Cuando las personas desperdician la carne, estos combustibles, así como los fertilizantes, también se desperdician. Sobre la base de nuestro estudio, recomiendan que las personas y las instituciones sean más conscientes no sólo de la cantidad, sino del tipo de comida que se desperdicia".

Durante el estudio, los residuos de alimentos antes y después del consumo, se recogieron de cuatro restaurantes tipo “todo-lo-que-quiera-comer” durante más de tres meses en 2014. Costello y su equipo de investigación creó un inventario detallado de los tipos específicos de residuos de alimentos clasificados en carne, verduras o almidones. El desperdicio de alimentos también se clasifica ya sea como comestibles o no comestibles, como cáscaras y extremos de las frutas y verduras.

Una vez que se clasificó el desperdicio de alimentos, Costello y su equipo de investigación analizaron las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) resultantes de la utilización de fertilizantes, el transporte de vehículos, y el uso de diversos servicios en la granja. Los estimados de las emisiones de GEI se miden desde el inicio (la preparación de la tierra o el nacimiento de los animales) hasta que salen de la granja (cuando el grano o animal es enviado a una instalación de procesamiento). Estudios anteriores han demostrado que la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero se producen en las etapas de producción, antes de que los productos agrícolas salgan de la granja.

"En base a los resultados, se recomienda a los consumidores que presten especial atención a evitar el derroche en la compra y la preparación de la carne; si los consumidores optan por preparar comida extra ‘por si acaso’, deben utilizar alimentos de origen vegetal", dijo el co-autor Ronald G. McGarvey, profesor asistente en la Escuela de Asuntos Públicos Harry S Truman y el Departamento de Sistemas de Ingeniería Industrial y de Manufactura.

Continúe leyendo en  EurekAlert!

Imagen de desperdicio de alimentos vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2017©. Copyright Environmental News Network