From: WWF
Published September 2, 2015 08:54 AM

Las morsas llegan a las playas de nuevo

A ambos lados del estrecho de Bering, el hielo marino del verano ha vuelto a caer a un nivel que está llevando a miles de morsas a las playas costeras.

 Fotos tomadas en Ryrkaypiy, Chukotka, Rusia, muestran un estimado de 5,000 morsas en ese lugar, mientras que a través del estrecho en los Estados Unidos, miles más se observaron cerca del pueblo de Point Lay, Alaska. Los pobladores de ambos lugares están trabajando para proteger los rebaños de morsa de los curiosos, conforme las morsas se mueven en tan grande número en las playas, son propensas a crear una estampida, matando a los animales más pequeños en el trance.

 Durante el final del verano y principios del otoño las morsas del Pacífico del Mar de Chukchi, al norte de Alaska, y de Chukotka, en Rusia, prefieren descansar en el hielo del mar en las aguas poco profundas de la plataforma continental. En aquellas áreas pueden acceder fácilmente a su comida en el fondo marino. Sin embargo, en la mayor parte de los años desde el 2007, cuando la extensión del hielo marino Ártico se desplomó a un mínimo histórico, las morsas se han visto obligadas a ir a tierra, porque no ha habido hielo de mar sobre sus áreas preferidas de alimentación en aguas poco profundas.

"El pasado julio fue el segundo más cálido registrado para Alaska", dijo Pete Ewins, especialista en especies del Fondo para la Vida  Salvaje (WWF) en el Ártico. "Así que no es de extrañar que estamos viendo estos animales en las playas bastante temprano. Mientras que el regreso al mar puede ser potencialmente peligroso para los animales reunidos en la costa, estamos preocupados por lo que eventos como estos significan para la salud de todo el sistema marino del Ártico ".

Continúe leyendo en WWF

Imagen de morsas vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2017©. Copyright Environmental News Network