From: Kevin Mathews, Care2
Published October 7, 2015 06:08 AM

¿Podrían los gusanos de la harina ayudar a resolver nuestro problema de residuos de espuma de poli-estireno?

Los residuos plásticos están fuera de control en este país y la espuma de poliestireno es uno de los peores delincuentes. Los estadounidenses tiran 25 mil millones de vasos de plástico cada año. Más de dos millones de toneladas de éstos termina en los confinamientos de residuos sólidos municipales, donde no se biodegrada. Sin embargo, los científicos creen que pueden haber encontrado una solución para nuestro problema de espuma de poliestireno: ¡alimentar a los gusanos!

En asociación con investigadores de China, los ingenieros de la Universidad de Stanford han hecho un importante descubrimiento: a los gusanos de la harina les encanta comer poliestireno. También llamada espuma de poliestireno, el poliestireno es en realidad venenoso para algunos animales, por lo que el hecho de que los gusanos puedan comer una dieta exclusivamente del plástico es especialmente sorprendente.

Mientras que esta dieta no suena remotamente saludable para los gusanos, los investigadores aún tienen que identificar los posibles efectos adversos. En estudios comparativos, gusanos que comieron exclusivamente espuma de poliestireno eran igual de saludables como los que tenían una dieta más estándar de salvado. Los investigadores se encuentran actualmente en el proceso de verificar que las familias de gusanos que consumen solamente plástico siguen siendo generaciones sanas a partir de ahora. Además, quieren confirmar que los depredadores que se alimentan de gusanos permanecen sanos después de consumir los gusanos que se alimentan de la espuma de poliestireno.

Después de digerir el plástico, el gusano convierte la mitad de la espuma de poliestireno en dióxido de carbono, pero eso es cierto para cualquier tipo de comida que los gusanos comen. La otra mitad se libera en forma de bolitas diminutas de excremento no tóxicas. En todas las pruebas hasta el momento, los residuos han sido seguros para ser utilizados como fertilizante para los cultivos.

"Hay una posibilidad de que una investigación realmente importante salga de lugares extraños", dijo Stanford Profesor Craig Criddle. "A veces, la ciencia nos sorprende. Se trata de un choque".

Aunque los científicos han descubierto que los gusanos pueden prosperar a partir de espuma de poliestireno, aún no están del todo seguros de cómo eso es posible. En concreto, les gustaría saber qué combinación de bacterias en el estómago del gusano de la harina les permite digerir este material. Si pudieran recrear ese ambiente, podrían tal vez encontrar una manera segura de degradar rápidamente este tipo de plástico.

Ciertamente sería mucho más práctico el replicar el trabajo de los microorganismos del gusano para hacer frente a los residuos de poliestereno que, literalmente, usar los gusanos de la harina para ese trabajo. Dado que los pequeños gusanos sólo pueden comer alrededor de 35 miligramos de espuma de poliestireno cada día, necesitaríamos millones y millones de gusanos sólo para empezar a manejar los residuos.

Claramente, y como los propios investigadores de Stanford admiten, "muchos más experimentos deben llevarse a cabo antes de llegar a una solución efectiva, práctica. Aun así, el hecho de que los gusanos de harina pueden descomponer un plástico que el ser humano nunca ha imaginado cómo biodegradar, es una promesa muy interesante.

Continúe leyendo en  Care2.

Imagen de gusanos vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2017©. Copyright Environmental News Network