From: ClickGreen Staff, ClickGreen
Published July 18, 2014 04:11 PM

Pesticidas deterioran la capacidad de las abejas para alimentarse

Un estudio que involucró a abejas con diminutas tarjetas de radiofrecuencia encontró que la exposición a largo plazo a un pesticida de neonicotinoides obstaculiza la capacidad de las abejas para buscar alimentarse de polen.

La investigación realizada por Nigel Raine, profesor de la Universidad de Guelph, y Richard Gill, del Imperial College de Londres, muestra cómo la exposición a pesticidas a largo plazo afecta el comportamiento individual de las abejas en el día a día, incluyendo la recolección de polen y flores que las abejas obreras escogen para visitar.

ADVERTISEMENT

"Las abejas tienen que aprender muchas cosas de su entorno, incluida la forma de recoger el polen de las flores", dijo Raine, quien ocupa la cátedra de la Familia Rebanks sobre la Conservación de los Polinizadores, una gran asociación canadiense.

"La exposición a este pesticida parece evitar que las abejas sean capaces de aprender estas habilidades esenciales."

Los investigadores monitorearon la actividad de las abejas utilizando identificación por radio frecuencia (RFID) similar a las utilizadas por las empresas de mensajería para rastrear paquetes. Dieron seguimiento de cuando las abejas salieron y regresaron de la colonia, cuanto polen recogieron y de qué flores.

Las abejas de las colonias no tratadas mejoraron en la recolección de polen, ya que aprendieron de su entorno. Pero las abejas expuestas a los insecticidas tuvieron menos éxito con el tiempo en cuanto a la recolección de polen.

Las colonias tratadas con neonicotinoides incluso enviaron más abejas para tratar de compensar la falta de polen.

Además de recoger menos polen, dijo Raine, "las preferencias de las flores de las abejas expuestas a neonicotinoides eran diferentes a los de las abejas de las colonias no tratadas." Raine y Gill estudiaron los efectos de dos pesticidas: imidacloprid, uno de los tres plaguicidas neonicotinoides actualmente prohibidos para el uso en cultivos atractivos para las abejas de la Comisión Europea, y los piretroides (lambda cihalotrina). Éstos se aplicaron solos o en conjunto para el entendimiento del comportamiento de abejorros individuales de 40 colonias por más de cuatro semanas.

"A pesar de que la exposición a plaguicidas se ha implicado como una posible causa de la disminución de las abejas, hasta ahora hemos tenido una comprensión limitada del riesgo que estos productos químicos plantean, especialmente en cómo afectan el comportamiento de alimentación natural de esta especie", dijo Raine.

Lea más en  ClickGreen.

Imagen de abeja vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2014©. Copyright Environmental News Network