From: Roger Greenway, ENN
Published July 23, 2014 08:16 AM

El derretimiento del permafrost y el Calentamiento Global

Usted probablemente ha escuchado que el derretimiento del permafrost es un gran contribuyente al aumento de los niveles de gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera, y que el permafrost en derretimiento puede incluso causar una aceleración imparable del calentamiento global.

ADVERTISEMENT

Sin embargo, una nueva investigación con el apoyo de la National Science Foundation (NSF), presenta un contra-argumento de este punto de vista científico, ampliamente difundido, de que el deshielo del permafrost acelera uniformemente calentamiento de la atmósfera, indicando que algunos lagos del Ártico, en cambio, almacenan más gases de efecto invernadero que los que se emiten a la atmósfera.

El estudio, publicado esta semana en la revista Nature, se centra en los lagos termokarst, que se producen en cuanto se deshiela el permafrost y crea depresiones de la superficie que se llenan de agua dulce derretida, convirtiendo en tierra de lagos un área previamente congelada.

La investigación sugiere que los lagos termokarst árticos son "enfriadores netos del clima" cuando se observan en escalas de tiempo milenarios.

"Hasta ahora sólo hemos pensado en los lagos termokarst como factores positivos para el calentamiento climático", dijo la investigadora principal, Katey Walter Anthony, profesora asociada de investigación en el Instituto de Ingeniería del Norte de la Universidad de Alaska Fairbanks. "Es cierto que hacen cálido al clima por las fuertes emisiones de metano cuando recién se forman, pero en una escala de más largo plazo, cambia esto al convertirse en enfriadores de clima, ya que en última instancia absorben más carbono de la atmósfera de lo que liberan".

Los investigadores observaron que aproximadamente hace 5,000 años, los lagos termokarst en las regiones ricas en hielo del norte de Siberia y Alaska comenzaron a enfriar la atmósfera en lugar de calentarla.

"Mientras que las emisiones de metano y dióxido de carbono llevan al calentamiento radioactivo inmediato", escriben los autores, "la captación de carbono en los sedimentos se produce a escalas de tiempo milenarias."

Utilizando datos publicados del Ártico circumpolar, sus nuevas observaciones de campo del permafrost y thermokarsts de la Siberia, la datación por radiocarbono, la modelización atmosférica y análisis espaciales, el equipo de investigación estudió cómo el deshielo del permafrost está afectando al cambio climático y a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los investigadores encontraron que "las cuencas termokarst cambiaron de un calentamiento neto radioactivo a un efecto neto de enfriamiento climático hace unos 5,000 años", de acuerdo con su artículo, publicado hoy en línea. Ellos encontraron que las altas tasas de acumulación de carbono en los sedimentos del lago fueron estimulados por varios factores, entre ellos "la erosión termokarst y deposición de materia orgánica terrestre, la liberación de nutrientes desde el deshielo del permafrost que estimularon la productividad del lago, y la descomposición lenta de fondo de los fríos lagos".

La imagen muestra el derretimiento del hielo en la turba congelada creando unos charcos poco profundos y lagos en las tierras bajas de la bahía de Hudson en Manitoba, Canadá. Los lagos tienen hasta varios cientos de metros de diámetro.

Crédito:Servicio Geológico de Canadá, vía el centro de datos de Nieve y Hielo 

Lea más en  Research.gov.

Terms of Use | Privacy Policy

2014©. Copyright Environmental News Network