From: Ellen Grey
Published December 15, 2017 09:23 AM

Investigadores de la NASA comparten su perspectiva sobre los elementos clave de la recuperación de la capa de ozono

En una pieza de Perspectiva que aparece en la edición del 8 de diciembre de la revista Science, investigadores de la NASA discuten los matices que distinguen tres categorías de compuestos y sus impactos en el ozono atmosférico superior: compuestos duraderos y hechos por el hombre, compuestos de vida corta y hechos por el hombre y compuestos que son de corta duración y emitidos naturalmente desde el océano. Todos los compuestos de larga duración y algunos de corta vida de origen antropogénico están controlados por el Protocolo de Montreal con el fin de reducir su impacto sobre el ozono. Los investigadores encuentran que los compuestos de larga duración todavía dominan las perspectivas de la recuperación de ozono.

 Esta discusión es parte de un debate científico en curso sobre el impacto de los compuestos de vida corta que agotan el ozono y que permanecen en la atmósfera durante menos de seis meses, cuyas emisiones producidas por el hombre han aumentado. Es relevante para el trabajo que está realizando el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente que administra el Protocolo de Montreal y sus enmiendas, el acuerdo global fundamental para prohibir y eliminar los compuestos que destruyen la capa de ozono. Actualmente solo se controlan las sustancias que agotan la capa de ozono con una vida atmosférica que va de un año a más de 100 años, ya que permanecen en la atmósfera el tiempo suficiente para alcanzar la atmósfera superior, llamada estratosfera. Los compuestos de vida más corta no están regulados ya que sus impactos son menos significativos.

Continúe leyendo en  NASA.

Crédito de la imagen:  NASA

Terms of Use | Privacy Policy

2018©. Copyright Environmental News Network