From: Roger Greenway, ENN
Published April 8, 2014 08:54 AM

El derretimiento del Ártico

Al terminar lo que parece haber sido el invierno más severo en la memoria del este de Estados Unidos, es difícil recordar que el clima del planeta se está calentando. Un duro invierno en una región no significa que todo el hemisferio tuvo un invierno extremo. Y realmente no implica mucho acerca de las tendencias a largo plazo. Un indicador clave de las tendencias a largo plazo es la duración de la temporada de deshielo del Ártico.

ADVERTISEMENT

Un nuevo estudio realizado por investigadores de Centro de Datos Nacionales de Nieve y Hielo (NSIDC) y la NASA muestra que la duración de la temporada de derretimiento del hielo marino del Ártico está creciendo por varios días cada década. Un inicio más temprano de la temporada de deshielo está permitiendo que el Océano Ártico absorba suficiente radiación solar adicional para derretir hasta cuatro pies de espesor de la capa de hielo del Ártico.

"El Ártico se está calentando y esto está causando que la temporada de deshielo dure más tiempo", dijo Julienne Stroeve, científica senior del NSIDC en Boulder, y es la autora principal del nuevo estudio, que ha sido aceptado para su publicación en la revista Geophysical Research Letters. "La prolongación de la temporada de deshielo está permitiendo que más energía solar sea almacenada en el océano y aumenta el derretimiento del hielo durante el verano, es decir, debilitando la capa de hielo del mar."

El hielo del Ártico ha estado en franco declive durante las últimas cuatro décadas. La cubierta de hielo marino se está reduciendo y adelgazando, haciendo que los científicos piensen que un Océano Ártico sin hielo durante el verano podría ser posible en este siglo. Las siete más bajas extensiones de hielo en el mar en los registros por satélite durante el mes de Septiembre, se han producido en los últimos siete años.

Para estudiar la evolución del derretimiento del hielo marino desde 1979 hasta la actualidad, el equipo de Stroeve utilizó escaneos del Radiómetro de Microondas Multicanal del Nimbus-7 de la NASA, el sensor especial Microondas/Imager, el sensor especial Microwave Imager y Sounder llevado a bordo de la nave espacial del Programa de Satélites Meteorológicos de Defensa. Cuando el hielo y la nieve comienzan a derretirse, la presencia del agua produce picos en la radiación en microondas que los granos de nieve emiten, cuestión que estos sensores pueden detectar.

Los resultados muestran que, aunque la temporada de deshielo se está alargando en ambos extremos, con un comienzo del derretimiento a principios de la primavera y un posterior congelamiento en el otoño, el fenómeno que más afecta al derretimiento es la tardanza en el comienzo de la temporada de congelamiento. Algunas áreas, tales como las de Beaufort y Chukchi, se están congelando entre seis y once días después por década. Aunque las variaciones del derretimiento al inicio son menores, el periodo al inicio de la temporada tiene un mayor impacto en la cantidad de radiación solar absorbida por el océano, debido a que su fecha coincide con la posición del sol más alta y más brillante en el cielo ártico.

A pesar de las grandes variaciones regionales en el comienzo y el final de la temporada de deshielo, la temporada de deshielo en el Ártico se ha alargado en un promedio de cinco días por década en el periodo de 1979-2013. Crédito: NASA.

Lea más en  nasa.gov

Imagen Arctic vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2014©. Copyright Environmental News Network