From: Allison Winter, ENN
Published April 16, 2014 09:46 AM

Estudio sobre las polillas revela impactos ocultos del cambio climático

Cada vez más estudios están reportando el cambio climático como el principal culpable no sólo de la adaptación de especies, sino también por los cambios en el tamaño poblacional. Pero un nuevo estudio muestra que los aumentos o disminuciones de las poblaciones no sólo pueden ser atribuidos al cambio climático y que existen múltiples factores que juegan un papel en lo que respecta a la población de las especies.

 

ADVERTISEMENT

Un estudio de 32 años de polillas forestales sub-árticas ofrece una visión sobre cómo los roles de las fuerzas ecológicas pueden afectar a las poblaciones, lo que demuestra que el aumento de precipitaciones y temperaturas afecta la tasa de crecimiento de la población.

"Cada vez que el clima fue particularmente cálido o particularmente húmedo, tuvo un impacto negativo sobre las tasas a las que las poblaciones crecieron", dijo Mark Hunter, profesor del Colegio Henry A. Gleason del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva en la Universidad de Michigan.

"Sin embargo, en general, la mayor parte de estas poblaciones de polillas están estables o están en aumento, por lo que la única posibilidad es que algo más que no sea el cambio climático, algún otro factor que no se haya medido, sea lo que está evitando que las polillas se reproduzcan de forma normal, reduciendo sustancialmente su población y enmascarando los efectos negativos del cambio climático."

Si fuerzas ecológicas desconocidas están ayudando a contrarrestar los efectos perjudiciales del cambio climático en estas polillas, es concebible que algo similar esté sucediendo en otros lugares y con otras especies. Si ese es el caso, entonces los científicos están probablemente subestimando los efectos nocivos del cambio climático en los animales y las plantas, dijo Hunter.
Hunter y seis colegas finlandeses reportaron sus hallazgos en un artículo publicado en la revista Global Change Biology.

Entre 1978 y 2009, los científicos finlandeses utilizaron trampas de luz en la noche para capturar 388,779 polillas de 456 especies en la Reserva Natural Estricta Värriö, 155 millas al norte del Círculo Polar Ártico.

Hunter utilizó una técnica estadística para examinar cómo diferentes fuerzas ecológicas, incluyendo el clima, afectan el crecimiento poblacional per cápita.

La mayoría de los estudios recientes sobre el nivel de abundancia en las polillas han demostrado disminución de su población. Así que Hunter y sus colegas se sorprendieron al encontrar que el 90 por ciento de las especies de polillas en Laponia que estudiaron eran estables o estaban en aumento.
De cierta forma, los resultados se pueden ver como una buena noticia sobre el cambio climático: enfrentando un rápido cambio ambiental, estas polillas parecen estar prosperando, lo que sugiere que son más resistentes que lo que los científicos esperaban, dijo Hunter.

Sin embargo, el estudio también revela que hay fuerzas ecológicas desconocidas que parecen amortiguar los efectos nocivos del cambio climático y ocultan sus impactos a la vista. Los resultados demuestran que "los cambios temporales simples de la abundancia de la población no siempre pueden ser utilizados para estimar los efectos del cambio climático en la dinámica de los organismos", concluyen los autores.

Lea más en  University of Michigan

Imagen Moth image vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2014©. Copyright Environmental News Network