From: University of California, San Diego
Published February 1, 2016 10:46 AM

Según un estudio, los contaminantes tóxicos están en los peces de todos los océanos del mundo

Un nuevo análisis global de peces y mariscos encontró que las poblaciones de peces a lo largo de los océanos del mundo están contaminadas con sustancias industriales y agrícolas, colectivamente conocidos como contaminantes orgánicos persistentes (COP). El estudio de los investigadores de la Institución Scripps de Oceanografía en la Universidad de California en San Diego ¿reveló también algunas buenas noticias?... Sí, las concentraciones de estos contaminantes han estado disminuyendo constantemente en los últimos 30 años.

Los resultados, publicados en la revista PeerJ, del 28 de enero 2016, se basaron en un análisis realizado por investigadores de Scripps Lindsay Bonito, Amro Hamdoun, y Stuart Sandin de cientos de artículos revisados ​​y certificados de 1969 a 2012. Los contaminantes estudiados incluyen productos químicos mayores 'legales', como el DDT y el mercurio, así como productos químicos industriales nuevos, como los retardantes de llama y refrigerantes.

"Sobre la base de los mejores datos recogidos de todo el mundo, podemos decir que los COP pueden estar en cualquier lugar y en cualquier especie de peces marinos", dijo el biólogo Scripps Sandin, un co-autor del estudio.

Aunque se encontraron los COP en los peces en todos los océanos del mundo, los investigadores dicen que las concentraciones en la carne de consumo de peces marinos son muy variables, en una región o grupo de peces pueden encontrar concentraciones de los contaminantes orgánicos persistentes que varían hasta por 1,000 veces. El análisis reveló que las concentraciones medias de cada clase de COP fueron significativamente mayores en la década de 1980 de lo que se encuentra hoy en día, con un descenso en la concentración de 15 a 30 por ciento por década.

"Esto significa que los peces típicos que se consumen hoy en día puede tener aproximadamente 50 por ciento de la concentración de la mayoría de los contaminantes orgánicos persistentes, en comparación con el mismo pescado comido por sus padres a su edad", dijo Bonito, el autor principal del estudio. "Pero aún hay la posibilidad de encontrar un filete tan contaminado como el que comieron sus padres."

Los investigadores también compararon los resultados con las directrices federales de seguridad para el consumo de mariscos y encontraron que los niveles medios de contaminantes se encontraban en o por debajo de las normas sanitarias establecidas por la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA). Las concentraciones de mercurio y PCB (bifenilos policlorados) estaban en el umbral de la EPA para el consumo humano de vez en cuando, mientras que las concentraciones de DDT fueron siempre muy por debajo del umbral establecido.

Según los autores, estos resultados sugieren que la comunidad internacional ha respondido a las llamadas la acción de, convenios como el de Estocolmo, para limitar la liberación de productos químicos potencialmente nocivos en el medio ambiente.

Continúe leyendo en  EurekAlert!

Imagen de peces, vía Shutterstock

Terms of Use | Privacy Policy

2017©. Copyright Environmental News Network